Nínfula

Juguemos a los sentimientos suicidas, a pintarme con permanente en la piel todas las veces que me han roto el corazón, para que me susurres al oído, que vas a correr esa tinta a orgasmos, y tatuar mis heridas con tus labios, escribir una historia de amor que comienza llorando y acaba en sexo, haciendo…

Noche de película

Tengo la sensación esta noche, que no va a ser otra más; que voy a dejar de gritar tu nombre en sueños, para susurrártelo al oído, qué será la noche que despierta mis sentidos, o la sensación de que las horas se nos quedan cortas, porque estos versos no se escriben solos, necesitan de tus…

Muérdete el labio

Tantos años escondido entre las paredes de esta ciudad muerta, en las sombras de ilusiones quebradas y cristales rotos, con canciones tentando a mi mente, y sueños imposibles a mi insomnio, lo atractiva que es la realidad a través de una pantalla, encerrado entre muros de perfección y metas inalcanzables, eres una perversión en un…

Locura pasajera

Quiero sentir tus labios en mi cuello, tus manos rodeando mi espalda, quiero sentir como muerdes mis labios a la vez que mis dedos bajen por tu cadera, ver tu mirada clavada en mía  marcada por la lujuria de tus caricias, suavemente quiero besar todo tu cuerpo, te haré sentir el latir de mi corazón …

Hagamos poesía

Otra noche de desvelo, cualquiera llamaría sueño a besar tus labios, a recorrer con sus dedos tu oscura piel, a perderse entre la lujuria de tus caricias, eres la locura que eriza cada pelo de mis brazos, unas notas desenfrenadas del verso narrado en prosa, tus ojos son el abismo a una noche estrellada, te…

Fotografía olvidada

Cierros los ojos y las voces desaparecen, el frío deja de recorrer mis huesos y me siento libre, soy un cuerpo inerte, sin vida en su interior; esperando volver a sentir unos labios en mi cuello, siento que soy un rompecabezas, tan macabro como sensual, herido de muerte sin sangre en mi piel, esa cuchilla…

Reflexiones

Me encanta andar por la calle y observar arte popular, hoy iba andando por Elvas y observé la imagen que os adjuntaré abajo. Es sorprendente cómo algo tan cotidiano un día de lluvia como unos paraguas pueden convertirse en algo que nos haga girar la mirada, y tenemos que aceptar que cada vez es más…