Encantos malditos

Hoy me pierdo entre tus encantos,
entre tus suaves y rojos labios,
en tus verdes y lagrimosos ojos,
en las mil y una noches juntos,
rememorando el pasado  lloro por los pasillos
de mi olvidado castillo, de mis innumerables recuerdos;
bella princesa del amaranto
de tu belleza los cuentos hablaban,
pero no supiste ver entre tanto amor
una caricia que te hiciera olvidar,
caer una sola vez más en la locura de amar
de poder olvidar para no recordar jamás,
solo ahora frente a tus cenizas
y aún con tu amor caliente como la pira,
lloro ante tu efigie de polvo y madera,
odiándome por amarte sin poder olvidarte,
bella efigie de afrodita rojos tus labios de carmín,
¿Por qué no puedo mi amada a éste amor ponerle fin?
allá dónde voy no me espera la razón
solo las noches que guardo en vela,
lágrimas y dolor guardo en el corazón
de un amor que solo me desespera,
a pesar de tu engaño no soy yo sino tú mi nínfula
la causante de mis estragos la garante de mi fábula.

20170520_143818.jpg

 

Origen: Encantos malditos

Anuncios

7 comentarios sobre “Encantos malditos

  1. Genial poesía. Me gusta este estilo. Soy un zoquete con la poesía, pero si he de apreciarla, quiero que sea con ritmo, con melodía. Y aquí hay ritmo y profundidad. Creo que a veces el mundo quiere complicar las cosas demasiado, y no todo requiere complicación. La poesía ha de ser sencilla, aparentemente claro. Crearla es uno de los más complejos entramados arquitectónicos que pueda crear el alma. Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s