Placer perdido

No he tenido el placer de mis marrones ojos
poderte enseñar en persona,
ni que mis labios hayas podido probar,
con mis manos en tu espalda,
el dolor nos separó y mi pobre corazón
en diez mil pedazos se rompió,
y mis lágrimas en mi piel cayeron,
como si un mar de mis ojos llorosos
inundara todo el horizonte,
en el que ya no estás por desgracia,
contigo desaparece mi timidez,
puedo hablarte como si fueras mi alma gemela,
como si todo lo que te digo lo comprendes,
aunque tu abrazo no pueda sentir,
se que al contarte mis problemas
me sentiré más aliviado,
puede que en estos versos
no sea capaz de expresar todo lo que siento,
pero ten por seguro que te quiero
y por la eternidad te querré.

Imagen relacionadaDiodoro Mateo

Anuncios

Un comentario sobre “Placer perdido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s