Airesis

En las oscuras noches bajo la penumbra
de unas estrellas inexistentes en el cielo,
una bella joven en el bosque sentada
sola frente a una hoguera ve crepitar el fuego,
en su blanco rostro una cicatriz
la marca por nacer fuera de un matrimonio,
en una época de tristeza y de lágrimas
dónde ser bella es ser hija del demonio,
creciste tan sola en una sociedad
anclada en fundamentalismos,
por saber pensar por ti misma
y de un clero no querer depender,
sola entre los demacrados árboles
escribe en un viejo cuaderno,
unos simples y meros versos,
imaginando tus miles de amores,
aún siendo la verdadera realidad,
una adolescencia de tristeza y soledad
y unos cortes en tus suaves muñecas,
por los que la vida se te escapa,
noches enteras sobre la fría hierva,
ni un beso ni unas solas caricias
te arropan frente al ardiente frío,
que poco a poco te va durmiendo,
duerme sobre las abandonadas tumbas
pues los muertos nunca te abandonaran,
siempre que de su lado no te apartes,
ellos en su camino nunca querrán dañarte,
no llora porque no tiene nada que perder,
alma ya nunca más podrá poseer,
amar por desgracia no sabe lo que es
solo vaga como un fantasma sin fe,
por los oscuros pasillos de un palacio
recorre sola y terriblemente deprimida,
como si de un cuento de Victoria Francés
hubiera renacido en esta indeseable vida.

Diodoro Mateo

Anuncios

3 comentarios sobre “Airesis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s