Alegoría del suicida

Lloro otra noche sobre mi deshecha cama,
prometo que está será la última,
en las noticias no paro de ver
a los que como yo sufrieron, y no quisieron sufrir más;
el destino es incierto mi futuro inexistente,
mis actos inesperados y mi final es trágico;
responderé a la vida ignorándola,
quemándome en el fuego eterno,
fui cobarde por no enfrentarme y lo admito,
fue una realidad desconocida para mí hasta este día,
no temo vuestras críticas mi fama se basa en ellas,
en lógicas individualistas de gente que no nos comprende,
me gustaría ser más fuerte, saber como habría sido acabar mi adolescencia;
pero mi mente ya no piensa y mi corazón no siente,
tan solo sueño con cerrar los ojos y dejar mi alma en manos del olvido,
ser pasto de las llamas del infierno.

El sol ya se ocultó y una oscura cortina de estrellas, le suplió;
las últimas letras son las que más pesan,
las que se guardan en el fondo del corazón;
aquellas que son la invitación a la respuesta
de esa pregunta que ninguno conocemos,
¿Qué habrá después?

img-20170303-wa0016Diodoro Mateo

Anuncios

3 comentarios sobre “Alegoría del suicida

  1. La incógnita del “después” no está muy clara como para sacar conclusiones, aunque esta existencia tan absurda e irónica deja más preguntas sobre el porqué sufrimos para vivir.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s